Retrato de mujer

17 settembre 2009 @ 22:51

Encontrado en un libro, me describe a la perfección. Pero lo que describe no es la perfección, naturalmente, todo lo contrario.
Comienza la convivencia conmigo, comienza la soledad. La soledad encontrada cuando huía de la soledad. La soledad como consecuencia de haber sacado la cabeza. La soledad que queda de la indiferencia de los demás. Soledad de no poder decir, de no poder contar, de no poder explicar, pues nadie llegaría a comprender ciertas cosas. Soledad, en parte, necesaria.
Esta noche comenzaré el libro.

Author Mariela De Marchi Moyano Category Textos 5 Comments

5 Comments on "Retrato de mujer"

  1. miriflor

    Maya: me pregunto si nadie podrá entender ciertas cosas _justamente_ porque no cuentas, no explicas, no dices.

  2. Carolina Ramos

    Haces un bloque común: los demás, como si las personas fuesen todas homogéneas.

    La soledad es necesaria, claro que sí, pero cuidado con los empachos.

    Alguien decía que "happiness is nothing when it is not shared".

    Besos.

  3. Mariela De Marchi Moyano

    Miriflor: es exactamente lo contrario y bien lo sabes. Digo lo que digo precisamente porque ya probé, ya conté, ya traté de explicar. Digo lo que digo porque me quemé tratando de llegar a otros. Hasta ahora hay solo una persona que entiende, que se acerca aun sabiendo el riesgo que implica el hacerlo, y sabes quién es.

    Carolina: claro que hay diferentes niveles, que no todos son iguales, faltaría más. Pero también es cierto que hay ciertos rasgos en común que son predominantes. La mayor parte de las personas actúa sin pensar, por ejemplo, y esto es un hecho innegable por muy diferentes que puedan ser las personas entre sí. Y la verdad, para ser sincera, me parece que la mayor parte de la gente no es ni única ni diferente.
    Vivimos dentro de un clima generalizado de decadencia moral y civil, ¿cuántas personas conoces que estén conscientes de ello y que hagan de verdad algo para evitarlo? ¿Cuántas personas saben qué sucede a su alrededor o cuáles son las penas y las dichas de quienes las rodean? Pocas, demasiado pocas. A esto me refiero. Esta es la indiferencia de la que hablo.
    Besos también.

  4. Carolina Ramos

    No somos únicos porque vivimos en sociedad. También tú, por desgracia se nos hace difícil evitar ciertos mecanismos que nos salen de manera automática. A menudo son simples (y tontas) estrategias de autoprotección.

    Rebelarse a esto no es fácil, pero hay quien vive su pequeña revolución e intenta ser coherente con sus propias ideas. Renunciando a cosas, denunciando otras. A lo mejor no todo el mundo va por ahí contándolo. ¿Sabes por qué? Por miedo a que se le tilde de algo que no es, a no ser comprendido.

    Es ésta nuestra cruz cotidiana: vivimos y morimos solos, y hay que intentar convivir en paz con ello. De lo contrario, creo, hacemos que nuestra vida sea más infierno de lo que es.

    De todos modos espero que no veas lo que te digo como una crítica: me parece genial que excaves de esta manera dentro de mí. Demuestras agallas y ganas de vivir la vida en toda su plenitud y con todos sus matices. Y, como ves, yo sigo con interés tus andaduras.

    Un abrazo.

  5. Carolina Ramos

    Ehm, quería decir "que excaves dentro de ti". Aunque, en el fondo, haciendo así excavas también en quien te escucha.

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *